Ya puedes disfrutar de las ventajas de los lentes diarios sin pagar de más.

Al estrenar lentes cada día, disminuyes el riesgo de infecciones que tendrías con otro tipo de lentes, como los mensuales. Estos requieren de un cuidadoso mantenimiento del portalentes y una correcta manipulación para evitar problemas oculares. ¡Estrena lentes cada día!

Debido a su período de reemplazo, los lentes diarios son más finos y flexibles y, por tanto, se adaptarán mejor a tu ojo. ¡No notarás que los llevas puestos!

Además de reducir el riesgo de infecciones, si estrenas lentes cada día te podrás olvidar de la rutina de limpieza diaria y su período de reemplazo. ¡Ahorra en su mantenimiento ya que a la mañana siguiente tendrás un nuevo par esperándote!

Un nuevo par de lentes cada día te asegura que tus ojos reciben siempre condiciones óptimas. Por el contrario, el período de reemplazo mensual se traduce en un descenso de las cualidades del producto al final de su uso.

CONSÍGUELAS POR 10,95€